David Inclán artista

Piel de otoño es un proyecto con fotografías tomadas entre 2014 y 2015. Desde un enfoque tanto espiritual como prosaico, se abordan distintas temáticas para tratar temas universales; todo ello no deja de ser una excusa para, desde la introspección, hablar de mí mismo.
El paso del tiempo es una constante en mi trabajo, no sólo por la temática de algunas de las fotos sino también por el aspecto envejecido de todas ellas, resultado del influjo que tiene sobre mí el imaginario japonés y, concretamente, el Wabi Sabi, estética que nace de la filosofía Zen, cuya idea de la impermanencia es eje central en todo su planteamiento.

Pétalos de cerezo caen.

¿Es belleza o ilusión?

Muere este mundo frágil.

Saigyo Hoshi, s.XII

David Inclán

 

0 Comentarios

Enviar Comentario